Playas y calas

Es Figueral

Es Figueral

Es Figueral es una extensa playa con arena blanca, de ambiente familiar, con hoteles con vistas al mar y todos los servicios que puedes necesitar durante unas vacaciones. Situado a 4 km del pueblo de San Carlos y a 15 de Santa Eulalia, Es Figueral es uno de los grandes centros turísticos de la zona noreste.

Las familias encontrarán aquí todo lo necesario para pasar unas grandes vacaciones. La playa está equipada con servicio de hamacas y sombrillas, y en sus cercanías encontrarás diversas opciones para los pequeños, parques, deportes acuáticos, senderismo y música en vivo. Apartamentos y hoteles forman un corredor por el que accedes a la playa. Allí puedes encontrar hospedaje fácilmente y los precios son ajustados ya que se encuentran tanto grandes cadenas hoteleras como lugares más modestos y acogedores como la pensión Las Tres Golondrinas.

La oferta gastronómica de Es Figueral ofrece restaurantes de comida tradicional ibicenca e internacional y algunos chiringuitos a pie de playa como el chiringuito de Las Dalias, donde disfrutar de una agradable sobremesa sin perder de vista a los más pequeños.

Los acantilados que rodean la playa son de una belleza natural increíble y dan sombra a su extensión de arena, al igual que pasa la vecina playa más bohemia de Aguas Blancas y su ya mítico chiringuito. No te pierdas la pequeña playa escondida entre ambas, Racó des paller des camp, una diminuta playa a la que se accede caminando, a través de un hueco en el acantilado de la parte norte de Es Figueral.

Si lo que buscas es una actividad para descubrir el entorno, puedes coger el mini tren que sale de Es Figueral y recorre todo el noreste de la isla enseñándote los paisajes más pintorescos del área, explorar la zona en bicicleta eléctrica con Coyma Sunride, o tomar el ferry que recorre la costa hasta Santa Eulalia o llegar hasta Formentera, la pitiusa menor, con Santa Eulalia Ferry.

Nuestra recomendación: al salir de Es Figueral, pásate por el carismático pueblo de San Carlos y visita su bar más famoso, Ca Na Anneta. Es el lugar perfecto para terminar un duro día de playa. Lo encontraréis justo en frente de la iglesia. Su terraza junto a la carretera, que hace a su vez de oficina de correos del pueblo, te teletransportará a la ibiza más hippy.