Destinos

Formentera

Formentera

Para todo aquel que venga de vacaciones a Ibiza, una visita obligada es a la isla de Formentera y la mejor manera de llegar es con Santa Eulalia Ferry. Tenemos salidas diarias de Santa Eulalia, Cala Llonga, Es Canar y Cala Pada.

Formentera es la pequeña de las islas Pitiusas. Un pequeño fragmento de tierra bañado por aguas turquesas y arenas blancas y finas. Lo cierto es que si existe un paraíso será muy parecido a alguna de las playas de Formentera. Illetes, Els Arenals, La tanga, Es Pujols... no sabríamos cuál recomendarte porque todas son maravillosas. Todas cerca del puerto y entre ellas. A golpe de pedal, scooter, o coche si es que vas en grupo, te quedan a escasos 5 minutos.

Además de las playas, Formentera tiene un gran atractivo natural. Sus praderas de posidonia hacen de Formentera un lugar espectacular para la práctica del snorkel, windsurf, paddle o piragüismo. En definitiva cualquier deporte al aire libre se convierte en una maravilla en esta isla. De hecho, en la primavera, se dan grandes citas deportivas como las rutas Xtrail y la media maratón de Formentera ya con un gran nombre a nivel nacional con participantes de todo el mundo.

Sus faros son también uno de los grandes atractivos de la isla. El conocido faro de La Mola con sus acantilados te quitan la respiración y las simpáticas lagartijas azules que te hacen compañía. Visítalo los miércoles si además de su naturaleza quieres visitar el mercadillo hippy de La Mola donde se puede encontrar joyería y bisutería o piel de diseñadores locales.

En la otra punta encontrarás el faro de Cap de Barbaria. El sencillo camino asfaltado hasta llegar es ya como vivir una auténtica película en el que eres el protagonista. Una estrecha pista que recorre entre pinos primero y luego se abre en una inmensa explanada hasta llegar al final de la isla, quedando el faro como suspendido en el mar. No te puedes perder la cueva que encontrarás a mano derecha del faro que era utilizada en los setenta y ochenta por contrabandistas.

La oferta gastronómica de Formentera es extraordinaria. Puedes probar sus arroces o los huevos con langosta cómo algunos de sus platos estrella en cualquiera de sus chiringuitos, como el Tanga, o restaurantes que salpican toda la costa. Tan diversos como el moderno y sofisticado El Beso, que convierte la sobremesa en una fiesta, o el tradicional Bellavista con sus exquisitas paellas. Y por supuesto, tampoco faltan lugares donde hospedarse en caso de querer pasar más de un día en este trozo de paraíso.

Te aconsejamos ponerte mucha crema y llevarte sombrilla porque al estar rodeada de agua por todos lados, el sol es muy muy fuerte y corres el riesgo de quemarte y mucho. También tener en cuenta que si os encontráis con fuertes vientos, basta con caminar a las playas del lado contrario para estar refugiados, tener costas tan cercanas orientadas en direcciones diferentes es una ventaja que se da en pocos lugares del mundo.